Aire Acondicionado “Cómo usar eficientemente”

Hay muchas aspectos que seguro que desconoces del aire acondicionado. Como que se inventó a principio del siglo XX a raíz de una máquina que controlaba la humedad o que este aparato se diseñó primeramente para evitar los problemas de impresión que ocasionaba la humedad al papel en una imprenta de Nueva York. Pero cuando has de decantarte por un equipo concreto de aparato de aire acondicionado o tienes uno en casa, nunca está de más si se aprende a utilizarlo eficientemente.

 

aire acondicionado

 

¿Para qué sirve hacer un buen uso del aire acondicionado? Cuando llega el calor o el frío intenso a menudo nos lanzamos a encender el aire en cualquier habitación del hogar. Generalmente, un mal uso de este electrodoméstico es sinónimo de que se dispare el consumo eléctrico y recibamos una factura de la luz de la que nos arrepentimos posteriormente. Este tipo de prácticas no solio repercuten en el recibo de la luz, sino en la salud de las personas y el medio ambiente.

A la hora de comprar un equipo de aire acondicionado mira bien el etiquetado, él es el que te dará la pista sobre el tipo de aparato que consumen menos energía. Por ejemplo, los aparatos clase  A son más costosos, pero consumen la mitad de energía que los otros aparatos, por lo que a la larga son mejores. Quizá en vez de funcionar solo con un aparato, debas adquirir varios aires acondicionados, todo dependerá de la superficie que se quiera refrigerar.

Otra de las controversias que existen sobre el aire acondicionado es determinar la temperatura a la que debe ponerse. Si vives en una zona en la que la temperatura es excesivamente bochornosa, se recomienda poner el aire entre 24ºC y 26ºC, siempre en función del nivel de humedad. Además, se recomienda por aspectos de salud, que la temperatura interior no supere en 12ºC a la que hace en el exterior. Utilizando una temperatura adecuada en el hogar se puede llegar a ahorrar un 8% de la factura eléctrica. 

No obstante, el tener un buen equipo de aire acondicionado sirve de poco si no se cuidan otros aspectos de la vivienda como es aislar la habitación que se pretende enfriar o caldear. Las ventanas o las puertas abiertas influyen en una pérdida de energía considerable, provocarán que el equipo tarde más tiempo en alcanzar la temperatura que demanda el usuario, con lo cual , será mayor el tiempo que el aparato de aire acondicionado funcione a pleno rendimiento. Esto se traduce en un gasto de electricidad mayor que si nos hubiésemos preocupado de comprobar que no hay pérdidas de energía a través de ventanas.

Un equipo en buen estado siempre funciona mejor que uno que apenas se cuida. En este punto es relevante el mantenimiento del aparato o aparatos de aire acondicionado. ¿Cómo hacerlo? Basta con limpiar los filtros del aire regularmente y avisar al servicio técnico siempre que se intuya que el aire acondicionado no funciona como debiera. Todo sea por mejorar la eficiencia del equipo.